martes, 19 de mayo de 2015

Así se hace política en San Mateo. Y por esto, entre otras muchas cosas, debe haber un cambio ya.

Lo dije ayer en el meeting y lo repito ahora. Ni estamos hechos para vivir de rodillas, ni miramos para otro lado cuando nos provocan o encontramos uno de esos muchos chanchullos que paralizan San Mateo desde hace años gracias a políticos de todo pelo y condición.

Hace unos días me pasaron estos comentarios de los candidatos socialistas en su Facebook.




Dichos comentarios me parecieron completamente falsos por venir de quien vienen, puesto que mientras se pide que no se insulte y repugnan los insultos, esas mismas personas están acusando desde hace tiempo algunos de mis compañeros de candidatura y a mí de ser los verdaderos ladrones del dinero de El Saso, entre otras muchas cosas. Y para seguir manteniendo la calumnia se basan en las historias que les han contado precisamente quienes ya están condenados en firme por ese robo. Condenados de los que los socialistas tienen, con razón, la peor opinión, pero a los que les “compran” sus calumnias para esparcirlas por todo el pueblo. Son dignos unos de otros.

Hoy, tras nuestro meeting de ayer para la candidatura de los independientes por San Mateo, nos hemos encontrado con algunos de nuestros carteles tapados.





Nuestros carteles, diseñados y financiados por nuestros candidatos, con nuestro dinero, han sido tapados esta noche por la gente de los otros partidos que hacen sus carteles con el dinero de todos nosotros; de los contribuyentes.

¿Quieren saber lo que a mi me repugna?

Más que los comentarios malintencionados expelidos desde el bar como flatulencias, me repugnan las actitudes de esas personas que van de víctimas, que piden respeto, que hablan de la democracia, que dicen que queda mucho por hacer…. Y que nos mandan al meeting a provocadores para tratar de ponernos nerviosos.

La principal diferencia entre esas personas y nosotros radica en que nosotros no somos políticos, no tenemos cargos ni prebendas que defender con uñas y dientes porque vivimos o pretendemos vivir de ello, no debemos vasallaje a quien en realidad gobierna en el ayuntamiento y que les domina a todos, no nos amedrentan ni las amenazas de muerte ni las maniobras destinadas a aislarnos en el vacío social ni en la calumnia continuada, ni nos importa ni altera el acoso continuado que haya que soportar en nuestros puestos de trabajo por parte de quienes se creen en superioridad ética y moral, como le sucede a algún compañero nuestro.

Sres, del PSOE, del PAR y del PP. Algún día no les quedará otro remedio que convencerse de que no estamos dispuestos ni a vivir de rodillas y callados, ni a mirar para otro lado. Ni siquiera cuando ustedes acaben pactando, como en realidad ya han hecho.



Señor González Arruga, al margen de lo que opinen mis compañeros, yo no acepto sus disculpas. No tengo por qué hacerlo cuando le observo como se acerca hipócritamente a preguntar por la salud de mi esposa, al mismo tiempo que habla, sin tener ni idea de lo que dice, de mi vida privada, de mi exhermano y de mi padre.


Quizás sí; quizás las acepte cuando vea a usted y sus compañeros reparar nuestros carteles.La democracia, queda mucho por hacer y bla bla bla…, ya sabe.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Supongo que ya se habrá presentado la correspondiente denuncia a la junta electoral. Son las viejas artimañas socialistas que todos conocemos, se juegan mucho en este envite, no lo hacen limpio y lo saben.

Anónimo dijo...

Date cuenta que el candidato socialista debe ponerse sueldo para poder dejar su actual trabajo. Estoy de acuerdo se juega mucho. Hay que elegir un candidato con trabajo y sueldo propio sin intención de cambiar, ni ganar dinero a costa de los vecinos.
Se sabe ya el sueldo que se va a poner si le votan para alcalde????
Va abandonar su actual trabajo???
Está o no siendo investigado en los juzgados por actuaciones pasadas. Suena a más de lo mismo.
Y si escribimos bajo el anonimato es porque no queremos que nos insulten por la calle. Y si alguien cree que es delito que denuncie, como la actual, aún, alcaldesa. Para lo que le va a servir. Y si no preguntarle a ella como le va.