domingo, 17 de mayo de 2015

Fin de una legislatura de vergüenza. Opinión.

Este artículo de Heraldo de Aragón viene a cerrar una de las etapas políticas más vergonzosas que ha vivido San Mateo de Gállego. Una legislatura de vergüenza en la que los sanmateanos han sido testigos de hasta qué punto puede llegar la bajeza política de unos cuantos representantes de diversos partidos. Una periodo de cuatro años de insultos y acusaciones promovidas no solo desde el curioso equipo de gobierno de Isidora Solanas, la alcaldesa de “la legalidad y la transparencia”; también de aquellos que, por diferentes y oscuros intereses, prefirieron, en un momento tan grave para la vida municipal del pueblo, tomar partido por lo ilícito en lugar de exigir responsabilidades y dar ejemplo de honradez y transparencia.

Para quienes no estén enterados del trasfondo de este asunto, y para quienes sí lo conocen pero llevan cuatro años manipulándolo para intentar perjudicarnos a quienes nada tuvimos que ver en este asunto, éste es el resumen de un periodo de tiempo que, personalmente, espero que los sanmateanos no olviden nunca, para que puedan recordar con claridad hasta dónde ha llegado la desfachatez, la codicia, la maldad y el ánimo de venganza de una buena parte de los políticos más representativos de este pueblo. Los mismos que, en público, llenan sus bocas de “responsabilidad política, legalidad, transparencia… etc.”

En diciembre de 2011, Heraldo de Aragón publica que la entonces presidenta de la Asociación de Propietarios de El Saso y su marido, el concejal de urbanismo por el Partido Popular, habían prestado declaración acusados de haber estado sustrayendo dinero de dicha asociación durante un periodo aproximado de un año y medio, mediante el cobro de más de 90 cheques, prácticamente la mitad de ellos con una de las dos firmas necesarias falsificada.

A partir de ese momento, el ya frágil pacto de gobierno entra en estado de coma, traicionado en los meses anteriores por la alcaldesa de “la legalidad y la transparencia” y su afán de poder y protagonismo. El concejal portavoz de los Populares y concejal de hacienda, Edmundo Núñez, y su compañera Sonia García, exigen la dimisión del concejal popular imputado por tan graves cargos.

En una pantomima digna de un circo barato, la alcaldesa de “la legalidad y la transparencia” se erige en portavoz y defensora a ultranza del imputado (con quien ya meses antes pretendió colocarse sueldos municipales en un ayuntamiento al borde de la ruina) En una llamada de teléfono a Núñez, Isidora Solanas dice haber hablado con el imputado y que éste da su palabra de que dimitirá al día siguiente, tras la celebración del pleno ordinario de Enero, y pide además que en dicho pleno no se le monte ningún escándalo por lo publicado en prensa.

Pero tal dimisión no se produce, ni después del pleno, ni nunca hasta fecha de hoy. El imputado da como excusa que se “siente molesto por las mentiras de la prensa” y  decide permanecer en su cargo, con el incondicional apoyo de la alcaldesa de “la legalidad y la transparencia”. A partir de ese momento, ambos, la alcaldesa y su imputado protegido, comienzan a extender el bulo de que el dinero desaparecido de El Saso se robó para Edmundo Núñez y algunas personas de su entorno más próximo. Y como argumento estrella de su plan, la alcaldesa “legalista y transparente” esgrime la “presunción de inocencia” para su concejal protegido. El mismo argumento de “presunción de inocencia” que ella ignoró cuando pretendió la dimisión de Edmundo Núñez cuando el entorno de los socialistas de San Mateo acusó al portavoz popular de robar carros de comida en el Mercadona de Villanueva.

Pocas semanas después de la no dimisión del concejal imputado se produce la ruptura definitiva del pacto de gobierno. Los concejales populares decentes abandonan sus puestos de gobierno y pasan a la oposición. Un par de días más tarde, los concejales de Cha hacen lo mismo y la alcaldesa de la “legalidad y la transparencia” se queda sola con su concejal preferido. A preguntas tales como “de qué forma va a gobernar”, ella contesta que cuenta con el apoyo del personal del ayuntamiento. Los socialistas de San Mateo, cuyo jefe y portavoz Villagrasa había sido condenado recientemente en sentencia firme por persecución, abuso, temeridad y mala fe contra 13 vecinos de El Saso, anuncia con su habitual prepotencia que presentará una moción de censura contra la alcaldesa y su concejal imputado.

Durante esos mismos días, Edmundo Núñez presenta, con el auspicio del presidente de la DPZ, un escrito en el que, citando reglamentación adecuada, solicita como portavoz popular la destitución del concejal imputado como representante del partido en las comisiones de urbanismo. Pero la alcaldesa de “la legalidad y la transparencia” comete su enésima tropelía y se niega a destituirlo. Le conserva como su principal apoyo en urbanismo y evita, al mismo tiempo, que el incómodo Edmundo Núñez esté presente en esas comisiones. Un flagrante caso de intromisión de la alcaldesa del PAR en los asuntos del PP. Para semejante maniobra, Isidora Solanas también cuenta con el apoyo externo del “otro PP”, el de la “vieja guardia” que jamás apoyó a los candidatos populares de la nueva lista, ni si quiera con sus votos en las elecciones municipales. Andrés Bel, ya en 2012 presidente de la junta local popular, recrimina a Edmundo Núñez en un SMS, en el que incluso llega a llamarle “torpe”, por querer destituir al concejal entonces imputado y hoy ya condenado en firme. Ese fue el otro apoyo que dicho concejal y su esposa tuvieron durante un tiempo: el apoyo del Partido Popular que hoy se presenta a las elecciones y que meses antes de la acusación por el dinero de el Saso, se reunía con la presidenta de  esa asociación de propietarios y el concejal de urbanismo para planear cómo lograr que Edmundo Núñez y Sonia García renunciasen a sus concejalías y hacer correr la lista para lograr que Andrés Bel llegase a ser concejal.

El tiempo pasa, y el curioso equipo de gobierno formado por la alcaldesa de la “legalidad y la transparencia” y su concejal imputado sigue gobernando. Los socialistas no presentan su anunciada moción de censura, engañando de este modo a sus partidarios. Una moción de censura que sabían que tenían ganada, puesto que los populares decentes habían declarado en SER Zuera que se abstendrían en las votaciones, para facilitar que los socialistas pudieran entrar a gobernar. Pero no es lo mismo gobernar con mayoría absoluta, que hacerlo en minoría de 5 concejales, porque ello les hubiera obligado a tratar de pactar con una Chunta de la que se habían burlado a placer antes de las elecciones, o apoyarse en la alcaldesa de la legalidad y la transparencia y en su concejal popular imputado.

Desde entonces hasta este fin de legislatura hemos podido comprobar en cada pleno y en las diferentes comisiones el compadreo existente entre la alcaldesa del PAR, el concejal ya condenado del PP y el partido socialista, todos sirviendo a un amo y señor común, el secretario municipal Ángel Pueyo Fustero, que ha logrado el apoyo de estos siete concejales (el verdadero equipo de gobierno al completo) para que aprueben partidas presupuestarias para contratar un abogado y denunciarnos un año antes de las elecciones, en un mediocre, inútil y cobarde intento de evitar que nos presentemos a dichas elecciones. Sobre esto último, ya tuvimos muy claro que así iba a suceder  cuando el abogado que defiende al secretario contra la funcionaria Eva Paesa manifestó en los pasillos de los juzgados que “o se retiraba la denuncia contra mi cliente, o vamos a denunciar a todas las personas que escriben en el foro y en los blogs”. Lo que no deja de ser una táctica tan matonesca como inútil.

Ante estos hechos, a cualquier observador avispado se le ocurrirían varias preguntas:

.- ¿Por qué el PSOE de San Mateo jamás ha criticado lo sucedido con el concejal imputado? ¿Por qué han arropado a éste concejal del PP y a la alcaldesa de “la legalidad y la transparencia” escenificando en los plenos una oposición tan poco creíble, pero llegando a pactos en las comisiones que están vetadas a los ciudadanos?

.- ¿Por qué el PP que se presenta ahora, liderado por el mismo Andrés Bel que defendió al concejal imputado y a su esposa y pidió que se cerrase el blog de los Populares Decentes,  jamás ha prestado su apoyo a los concejales Populares Decentes?

.- ¿Por qué la alcaldesa del PAR, que en los primeros meses de su mandato no paraba de repetir “legalidad y transparencia”, también ha dado su apoyo incondicional al concejal ya condenado, y ha impedido que el portavoz del PP Edmundo Núñez asista a las comisiones de urbanismo?

.- ¿Por qué todos ellos, especialmente la alcaldesa de “la legalidad y la transparencia” y los socialistas liderados por Villagrasa y González Arruga han preferido creer y esparcir por el pueblo las calumnias de Jesús Sala Gómez, el concejal condenado, y su esposa Mercedes García, cuando aseguran que los que verdaderamente hemos robado el dinero de El Saso somos los que nos presentamos en la lista de los independientes por San Mateo?

.- ¿Por qué sigue insistiendo en lo anterior con especial ímpetu el candidato socialista a la alcaldía José Manuel González Arruga, asegurando a quien quiera oírle, que Edmundo Núñez, su esposa, mi esposa y yo, los cuatro, somos los verdaderos ladrones del dinero de El Saso?

.- ¿Ahora que el Supremo ratifica lo sentenciado por laAudiencia Provincial, respecto a que no hubo confabulación política para culpar a los condenados, y que ha quedado acreditado que no robaban para Edmundo Núñez, sino que usaban el dinero para pagarse la hipoteca y otros gastos, será capaz de rectificar el candidato socialista José Manuel González Arruga sus acusaciones contra nosotros, en los mismos términos y ante las mismas personas? ¿O seguirá el ejemplo de su jefe y preferirá tener que demostrar tales acusaciones antes que desdecirse y admitir que ha mentido?

.- ¿Por qué el concejal ya condenado en firme, que hace años era enemigo del secretario municipal Ángel Pueyo, del alcalde Villagrasa, y del concejal de urbanismo González Arruga, se presenta ahora como testigo a favor de ellos en los juicios, aunque su testimonio no es tenido en cuenta por los magistrado por ser inconsistente?

Dejo a la interpretación del lector las respuestas a estas preguntas. Respuestas  que, como las actuaciones de los representantes socialistas, de la alcaldesa de “la legalidad y la transparencia” del PAR, del concejal condenado del PP, y de la junta local de los Populares que hoy se presenta a las elecciones, dejan a la vista de todos los sanmateanos un continuado comportamiento falso y mal intencionado, si nos atenemos a la reciente sentencia de la Audiencia Provincial que ha sido ratificada por el Tribunal Supremo.

Por mi parte, como miembro de los independientes por San Mateo, y como publicador de noticias y opiniones durante tantos años, solo puedo decir que tales comportamientos me causan vergüenza y rechazo. Porque en esta legislatura, como en las anteriores, la codicia y la bajeza política de muchos personajes públicos queda expuesta ante todos los sanmateanos.


Pero lo peor, bajo mi punto de vista y el de un número creciente de vecinos, es que los culpables de todas estas confabulaciones, traiciones, calumnias y sucio comportamiento político son los que pretenden seguir gobernando o volver a gobernar este pueblo para que nada cambie. Para dejar todo atado y bien atado.

1 comentario:

Anónimo dijo...

El pueblo que elige culpables no es víctima, es complice.