martes, 16 de febrero de 2010

JESUS VILLAGRASA, ALCALDE DE SAN MATEO, DENUNCIA POR INJURIAS Y CALUMNIAS A TRECE VECINOS.

 
Click en la imagen para ampliar.

Fuente: Heraldo de Aragón, 14 de Febrero de 2010.



Reproduzco el artículo del Heraldo del día 14 de Febrero porque las noticias de la edición digital de dicho periódico pasan a hemeroteca de pago al poco tiempo de ser publicadas. De este modo siempre estará a disposición de los usuarios de esta web.

Seguidamente, incluyo también, por el mismo motivo,  el recurso de reposición presentado por unos cuantos vecinos de El Saso, por el cual el caudillo de San Mateo, haciendo uso de los recursos de todos los vecinos de nuestro pueblo,  nos demanda  por “injurias y calumnias”.




Esta es, ni más ni menos,  “la cintura política” de la que tanto le ha gustado presumir al alcalde socialista de San Mateo, más conocido por muchos como “el caudillo” por su habitual modo de conducirse.

Los vecinos de El Saso hemos pedido, reiteradamente, información del estado de las cuentas en las que hemos ido ingresando nuestro dinero. En lugar de respuestas más o menos concretas, hemos recibido silencio en algunas ocasiones, desprecio e insultos en otras, e incluso veladas y delirantes coacciones por carta, como la  ocasión citada en el artículo del Heraldo, en la que se nos avisó de que para facilitarnos la información requerida se nos repercutiría en nuestras cuotas siguientes el sueldo necesario del funcionariado que hubiera que habilitar para atender nuestra petición.

Como no podía ser de otro modo, el caudillo ejerce su consabido victimismo, hablando en su demanda incluso de agresiones y negando lo que tantos vecinos hemos visto con nuestros propios ojos en las obras de nuestras calles.

Y como tampoco podría ser de otro modo si nos atenemos al comportamiento habitual del personaje público en cuestión, calificado como “dialogante” por algunos de sus muy agradecidos defensores a ultranza, en lugar de dar la cara y hablar directamente con los vecinos de El Saso, pone en marcha la apisonadora y pretende acallar las disidencias valiéndose de la ley, buscando venganza personal y política, y procurando la inhabilitación de ciertos concejales en un claro intento de anular al partido de la oposición, en lugar de esperar al próximo periodo electoral y la consiguiente opinión de los votantes.

En este penoso asunto hay víctimas, sí. Pero no son ni el alcalde, ni personas próximas a él. Las víctimas, aunque muchas guarden silencio por temor o imposibilidad de recursos, son un gran número de vecinos de El Saso. Ahí están los hechos, por mucho que se pretendan desvirtuar desde ciertos despachos y establecimientos hosteleros.


2 comentarios:

Anónimo dijo...

El alcalde debe pensar que los denunciados son todos del PP. No se le ocurre otra forma de dar explicaciones que amenazando y asustando.


VILLAGRASA VETE YA

JAIER dijo...

ZAPATERO Y SU BANDA,QUE PAIS NOS VAN A DEJAR.