viernes, 16 de octubre de 2015

La ex presidenta de El Saso lleva 3 meses en prisión. El Periódico de Aragón, 15 de octubre de 2015

Este triste desenlace es parte del cumplimiento de la sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza  por la que se daba carpetazo a una historia de calumnias, mentiras y manipulación mantenida por los imputados posteriormente condenados en firme y por su abogado defensor, Javier Osés, quien llegó a asegurar durante el juicio que tanto Edmundo Núñez como yo éramos responsables de los hechos y autores de un complot para tratar de “hundir” al concejal imputado y a su esposa, la ex presidenta de los propietarios de El Saso.

A semejante campaña, durante estos pasado cuatro años, se sumaron la alcaldesa de “la legalidad y la transparencia” Isidora Solanas (ver), el secretario municipal Ángel Pueyo (ver) y los concejales socialistas, con el ex alcalde Villagrasa (ver) y su segundo, González Arruga (ver) a la cabeza de ese grupo municipal; todos ellos dando interesado crédito a las falacias promovidas por un concejal cuyo único cometido cumplido en toda la pasada legislatura fue asistir a plenos y comisiones para cobrar las dietas correspondientes, ser el único equipo de gobierno de la sumisa  alcaldesa del PAR, y, durante el último año, presentarse como testigo en varios juicios, dando su palabra de delincuente, para defender a quienes, años antes, tan ferozmente criticaba, y no sin razón, en el foro de San Mateo. ¿A cambio de qué?

La sentencia de la Audiencia Provincial de Zaragoza (ver), que consideró probados los hechos denunciados y, por tanto, la culpabilidad de los imputados, deja así en evidencia a quienes dieron su apoyo al ya ex concejal y su esposa, con el único pero común interés de tratar de perjudicarnos a cualquier precio por ser nosotros los únicos que nos hemos enfrentado durante años a la sospechosa realidad que está tan presente en San Mateo.

Es posible que el ingreso en prisión de la ex presidenta de los propietarios de El Saso no sea realmente el cierre definitivo a esta historia de intrigas, traiciones, mentiras e intereses oscuros. Quizás, a no mucho tardar, podamos presenciar otro desenlace parecido que sí concluirá parte de una época caracterizada por una legislatura de vergüenza protagonizada por una serie de políticos que no merecen representar a nadie.