lunes, 21 de abril de 2014

Falsedades del escrito del acto de conciliación presentado por la Fundación San Mateo.

Es muy significativo que el escrito de demanda para acto de conciliación presentado por la alcaldesa de la “legalidad y la transparencia” haya recibido varios cientos de lecturas únicas, al igual que el documento de Correos que certifica que sí se envió documentación a Fiscalía Anticorrupción, en Madrid.

A muchos sanmateanos les interesa conocer el desenlace de este nuevo disparate perpetrado por la alcaldesa y presidenta de la Fundación, quién sabe si tan dirigida por el gerente exgerente como gobernada en el ayuntamiento por el secretario que recibe escritos de apoyo de parte de los trabajadores… pero sin firmar por quienes muestran tal apoyo.

A estas alturas de legislatura, no debería tener duda alguna la “legalista y transparente” alcaldesa de que todo San Mateo conoce perfectamente el “juego político” de esta representante del Partido ARramblador. Es decir, que lo que dijo hace años, lo desdijo nada más comenzar su mandato; y lo que parecía defender antes, es lo que posteriormente enterró bajo el silencio, y ciertas malas artes, para asegurar la continuidad de lo que ha venido sucediendo en San Mateo durante tantos años.

Un claro ejemplo de este “antes y después” es toda la polémica que rodea a la Fundación San Mateo y su particular organización, en la que la “legalista y transparente” alcaldesa y presidenta juega un papel principal. 

Según el “antes” (Un “antes” de hace ya muchos años), Solanas decidió dejar el patronato de la Fundación, delegando en otra persona, porque no veía claros algunos aspectos del funcionamiento interno de la misma.

De hecho, no hay más que leer el siguiente extracto del acta del pleno municipal del 25 de noviembre de 2005 para comprobar que, siendo ella concejal del equipo de gobierno del socialista Villagrasa, ya tenía serias reticencias sobre la administración de la entonces Fundación Santa Engracia.


Como la polémica sobre la Fundación se prolongaba, y daba para mucho, la entonces concejal Solanas dirigió  a la Presidenta la siguiente comunicación, reflejo de las fundadas dudas que ya entonces se suscitaban.


La contestación a los requerimientos de Solanas fue un escrito de la presidenta amenazándole con una denuncia. Las mismas prácticas dirigidas a cerrar bocas que ahora usa también Solanas como actual presidenta. Un “antes” que ella criticaba, convertido en un “después” que ella protege con los mismos medios para que nada cambie. Así, no es de extrañar que los socialistas, que amagaron con el asunto de la contratación de la presidenta Solanas por CORES SL, decidieran no seguir adelante, puesto que todos forman y han formado parte del mismo juego. En su persistente hipocresía, la alcaldesa de la “legalidad y transparencia”, que en asuntos como el reparto de tierras ni ha respetado la ley ni ha sido transparente, criticaba a los cargos de PP y Cha por haber abandonado el patronato, al igual que hizo posteriormente con la representante del PAR cuando ésta decidió también dimitir. Criticaba a otros por haber hecho lo que ella misma hizo años antes. Otra vez el estilo Solanas.

Tampoco conviene olvidar que la vicepresidenta y el secretario del nuevo patronato de la era Solanas dimitieron, entre otras cosas, por la ocultación de información por parte del gerente, con la connivencia de la propia Solanas; con lo que volvemos nuevamente al absurdo, si no otra cosa, del comportamiento de ésta presidenta: Ella colaboró en negar la misma información que ella misma requería años antes. ¿A qué se debió semejante cambio de actitud al llegar a la presidencia de la fundación?

Volviendo al escrito del acto de conciliación, es notorio cómo los términos de la acusación se sustentan sobre falsedades. Concretamente, lo que se refiere a obtener documentación por medios ilícitos. Parece que la alcaldesa “legalista y transparente” pretende obviar que Edmundo Núñez fue nombrado secretario de la fundación, como queda constatado en el siguiente extracto del pleno municipal del 28 de julio de 2011, y que tenía todo el derecho a acceder (y el deber de custodiar) la documentación (según los estatutos), documentación que poco después ella, en compañía del gerente, se encargaría de ocultar, negando su entrega al secretario. Todo esto forma parte del dossier recibido por Fiscalía Anticorrupción, al que corresponde el certificado de Correos publicado hace unas fechas y que, según el demente escrito del acto de conciliación presentado por la “legalista y transparente” Solanas, es falso que hayamos enviado.



En el siguiente artículo sobre este vergonzoso asunto, conoceremos por qué Edmundo Núñez dispone de una mínima parte de la documentación que Solanas colaboró en retener, y cuál puede ser el origen de otros documentos sobre los que se basa la ridícula acusación de obtención de documentos por medios ilícitos.



Leer más...

martes, 15 de abril de 2014

Los postes más absurdos en Aragón TV

Extractos del programa "Aragón en abierto", de Aragón TV. Emitido el 14 de abril de 2014.

Los reporteros no pudieron localizar al exalcalde Villagrasa, y la alcaldesa Solanas prefirió ser entrevistada en Zaragoza, en lugar de atender la petición de contestar algunas preguntas in situ, en El Saso, al lado de los postes.

La tercera línea de su programa electoral de mayo de 2011, del Partido ARramblador, rezaba así: "Finalizar de forma satisfactoria las obras de EL SASO". Al tercer año de su mandato, ha devuelto avales a empresas constructoras y, junto a su jefe, el secretario municipal, ha preferido torear a la Asociación de Propietarios de El Saso al retener y negar documentación que dicha asociación ha pedido por escrito reiteradamente.

Falta un año para las elecciones municipales de 2015, y será interesante conocer qué tipo de promesas harán algunos políticos a los vecinos de El Saso. Me gustaría pensar que esos mismos políticos no tendrán la desfachatez de hacer promesas de "legalidad y transparencia" a los habitantes de este barrio, a quienes ciertos simpatizantes del exalcalde Villagrasa tachaban despectivamente de "chaleteros". Habitantes de este barrio que, exceptuando a los que oportunamente se les han perdonado deudas, han sido bastante maltratados por los políticos que gobernaron y gobiernan en la actualidad.

El último comentario de la alcaldesa Solanas, el que cierra el reportaje, es tan absurdo como absurdos son esos postes. La alcaldesa que negó información a los vecinos de El Saso, que tuvo la ocurrencia de nombrar interlocutor municipal para los vecinos al mismo concejal al que la asociación de propietarios tiene demandado por graves cargos, y que lleva tres años incumpliendo su promesa electoral hacia ellos como cabeza de lista del Partido ARramblador, es la que finaliza el reportaje asegurando que estaría encantada de solucionar el problema. Impresionante.

Leer más...

lunes, 14 de abril de 2014

El absurdo, versión San Mateo. Heraldo de Aragón.

Publicado en Heraldo de Aragón, 13 de abril de 2014.

Si los postes de El Saso son un verdadero escándalo, qué no será el vertido de aguas fecales al río Gállego, por poner un solo ejemplo de las numerosas irregularidades de las obras de urbanización de este barrio.

A continuación del artículo de la edición de papel. incluyo documentación referente a la electrificación de El Saso, para que el lector saque sus propias conclusiones.
Leer más...

miércoles, 2 de abril de 2014

La presidenta de la Fundación Municipal San Mateo denuncia al Heraldo, a un periodista y a Edmundo Núñez

Ronald Reagan dijo en una ocasión, refiriéndose al gobierno del Partido Demócrata presidido por el inepto e ineficaz Jimmy Carter: “El gobierno no puede solucionar el problema, porque el gobierno es el problema”

Parafraseando a Reagan, hoy podemos decir sin exageración que el equipo de gobierno de San Mateo no puede solucionar los problemas del pueblo, porque ese equipo es el principal problema que nos afecta a todos.

Un equipo de gobierno que es como un gran iceberg del que, hasta no hace mucho tiempo, la mayoría de los sanmateanos solo veían la punta, formada por la propia alcaldesa de la “legalidad y transparencia”, junto al concejal imputado por estafa continuada y falsedad en documento mercantil. Hoy muchos ya tenemos meridianamente claro que, además de ellos dos, gobernados y dirigidos por el secretario, consta para lo que sea necesario con los concejales socialistas.

La cabeza visible, pero no directora, de tal equipo, la alcaldesa Solanas, defensora a ultranza del principio de presunción de inocencia solo para algunos, es la que firma, en nombre de la Fundación San Mateo, y  presenta un acto de conciliación contra el periodista Jorge Alonso, contra Heraldo de Aragón S. A. y contra Edmundo Núñez.

El motivo de tal acto de conciliación es que, según la alcaldesa Solanas y el escrito de demanda respaldado con su firma, es falso que Edmundo Núñez y yo hayamos enviado denuncia a Fiscalía Anticorrupción, en Madrid; la noticia se publicó sin contrastar en el Heraldo de Aragón, y que las facturas citadas en dicha noticia han sido obtenidas de forma ilícita.

Y en el mismo escrito se explica claramente los objetivos de la alcaldesa y presidenta de la fundación.

El primero, por supuesto, el dinero. 24.000 € para satisfacer el “honor herido” de una fundación que, sin embargo, no parece haberse preocupado de ese mismo honor cuando se permitió que la alcaldesa y presidenta fuese contratada laboralmente por la misma empresa que sirve los menús diarios a las residencias y al centro de día y que, como se pudo saber en un pleno ordinario por parte de un concejal socialista, dejó de convocar las reuniones del patronato mientras adjudicaba contratos, sin ninguna garantía de transparencia, a la misma empresa que previamente la había contratado a ella.

Después de pedir dinero, el escrito pasa a cosas menos relevantes, pero verdaderamente absurdas, tales como que “se identifique cumplidamente al colaborador Miguel Sala”. Parece que la alcaldesa “legalista y transparente”  haya olvidado que, antes de sembrar la insidia entre mi esposa concejal y yo en una reunión de concejales, acción que le fue afeada por el resto de asistentes decentes, ha entrado en mi propia casa, frente a la suya, durante ocho años. ¿Y esta señora no es capaz de identificarme cumplidamente?

Y mientras la alcaldesa y presidenta de la fundación, cuyas continuas referencias a la legalidad y la transparencia no pasan ya de ser una mala broma y una burla a los vecinos, decide gastar recursos de la fundación en tribunales para tratar de acorralar a los que no comulgamos con sus prácticas, no ha demostrado el más mínimo interés en mejorar en lo posible la calidad de algunos menús diarios que, a decir de ciertos residentes y de ancianos que pasaban por el centro de día, dejan bastante que desear. Menús tan descuidados que la mayoría de esos ancianos decidieron, hace ya tiempo, adquirirlos en el establecimiento del exalcalde socialista.

A continuación, el texto del acto de conciliación.


A la vista del texto de la demanda, merece la pena formular algunas preguntas para que los sanmateanos puedan tenerlas en cuenta, o responderlas:

¿De quien parte la iniciativa de esta denuncia?

¿De la “legalista y transparente” alcaldesa y presidenta de la fundación,  Isidora Solanas?

¿De su jefe, el secretario interventor Ángel P. F. (como se le cita en El Periódico de Aragón, en la noticia que detalla que fiscalía le pide un año de cárcel e inhabilitación), en otro intento de anular a los que no entramos en su redil?

¿Del exgerente de la fundación, Antonio Bascuas, ocultador de información durante años y posiblemente aún gerente en la sombra, dado que desde su jubilación sigue acudiendo casi todas las mañanas a las oficinas de la fundación?

¿Por qué el exgerente se negó, con el apoyo de la alcaldesa y presidenta de la “legalidad y la transparencia”, a enseñar una sola nómina a los concejales populares decentes, cuando éstos eran, respectivamente, Secretario y Vicepresidenta de la fundación?

Siguiendo la anterior pregunta, cabe inquirir lo siguiente:

¿Si el gerente se jubiló y ahora es exgerente, por qué sigue acudiendo a las oficinas tantas mañanas desde entonces, hace ya prácticamente medio año?

¿Recibe algún tipo de retribución por ello?

¿Tiene derecho el exgerente para usar instalaciones de la fundación, a su antojo, para mantener reuniones con otras personas?

¿Ha ofrecido la “legalista y transparente” alcaldesa y presidenta de la fundación alguna explicación sobre la conveniencia ética de hacerse contratar por la misma empresa a la que luego adjudica contratos de servicios?

En definitiva, ¿es Teresa Solanas la persona más indicada para dar lecciones de legalidad y transparencia a los sanmateanos?

Como se cita al principio de este artículo, el equipo de gobierno es el problema de este pueblo. Un equipo de gobierno extenso e interesado en sus propios asuntos, que no es más que un lastre para San Mateo. Pero desde aquí hago una promesa. El expediente que remitimos a Fiscalía Anticorrupción será publicado en su momento para demostrar a los sanmateanos que quien miente, y con la peor intención, es quien ha presentado este acto de conciliación. El expediente será publicado, caiga quien caiga.

Y si la alcaldesa tiene tanto interés en defender a esa fundación de la cual se ha servido en lo personal, yo la desafío a un debate público, ante los vecinos del pueblo, en el salón de actos del ayuntamiento, o en cualquier otro lugar con suficiente aforo, para que los vecinos de este pueblo vean y escuchen de una vez que son ciertas la mayoría de las habladurías y rumores que están en boca de todos desde hace tantos años. Habladurías de las que participaba la hoy legalista y transparente alcaldesa, cuando, siendo entonces concejal de asuntos sociales del gobierno PSOE – PAR, se negó a ser patrona de la fundación porque ciertas prácticas, como querer retribuir al gerente con 250.000 Ptas. mensuales, no le parecía ni apropiado ni transparente.

Como adelanto de la documentación remitida a Fiscalía Anticorrupción, publico a continuación un par de simples documentos que niegan el principio en el que se basa la demanda de la alcaldesa de la “legalidad y la transparencia”, quien, cayendo en el penúltimo ridículo, asegura que no enviamos documentación alguna y que, por tanto, lo publicado en el Heraldo de Aragón no está contrastado. (De la acusación de obtener ilícitamente documentación ya se hablará más adelante)

Precisamente, aquí se puede ver los justificantes de Correos de envío de documentación a Fiscalía Anticorrupción, en Madrid, el acuse de recibo correspondiente, y el nombre del fiscal anticorrupción a quien iba dirigido el envío. Estos justificantes no son más que un adelanto de lo que se presentará al acto de conciliación y será posteriormente publicado.


Leer más...